Estamos abiertos porque nadie sabe quién será el próximo Borges. La falta de tiempo nos obliga a cribar. Convocatorias abiertas.